La creatividad en los negocios.

Comparte esto:
Share

La creatividad es un factor importante a la hora de emprender un negocio para crear productos únicos que diferencien una empresa de la competencia.

La originalidad nos hace únicos en el mercado, diferenciándonos del resto mediante la creación de una marca propia, única e irrepetible gracias al aporte de un equipo de trabajo que ponga sus cualidades creativas al servicio de la empresa, para así crear una marca propia.

Para lograr eso, los directivos deben ser capaces de tener al personal motivado para establecer un compromiso con la empresa que redunde en una alta productividad y adaptabilidad a las tendencias del mercado

Entendemos como creatividad a la capacidad de crear algo nuevo que aporte soluciones originales. Y lo original sólo proviene de equipos motivados gracias a directivos capaces de ser líderes que hagan sentir a sus empleados realizados dentro de la empresa, y eso sólo se logra cuando se logra generar entusiasmo en las personas.

Así la creatividad, producto del entusiasmo, el compromiso y la motivación llevan a dar una oferta con un alto valor añadido. Y también es una cualidad que sirve para renovarse y adaptarse a los cambios.

De alguna manera se puede afirmar que la creatividad es una cualidad de emprendedores, personas que pueden ser consideradas eternos inconformistas que se plantean retos personales dando como resultado soluciones innovadores gracias a su tendencia personal a romper los moldes establecidos.

Los empleados emprendedores son, por naturaleza, creativos inconformistas que necesitan un líder capaz de canalizar esa inconformidad mediante un proceso creativo basado en etapas.

Dicho proceso puede canalizarse mediante un modelo básico de Graham Wallas, en el que el proceso creativo consta de las siguientes etapas:

  • Preparación: Análisis de un problema sobre el que se explora todos sus aspectos y se enfoca la atención.
  • Incubación: El problema se interioriza y se mantiene en la mente.
  • Intimación: La persona intuye que está a punto de conseguir una solución.
  • Iluminación: Etapa en la que se consigue la solución de manera consciente.
  • Verificación: Cuando la idea es verificada, elaborada y aplicada de manera consciente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la creatividad no es un proceso estanco, es una cualidad personal que se puede mejorar y desarrollar a lo largo de la vida.

Algunas formas de mejorar la creatividad en el trabajo son:

  • Desarrollar nuestros propios hábitos de trabajo ya que cada persona es diferente y nuestra creatividad fluirá con mayor facilidad teniendo un método de trabajo individualizado.
  • Usar un estilo de vestuario y decoración acorde a nuestra personalidad.
  • Para poder ser creativos hace falta empezar por ser nosotros mismos, desarrollar nuestra originalidad conectando con nuestras pasiones y gustos.
  • Todo proceso creativo requiere una maduración de las ideas, para ello es importante asegurarse de apartar tiempo para que ese proceso necesario de la creatividad funcione.
  • Aprender cuándo es nuestro mejor momento para continuar un proyecto y ejecutarlo.

Y por último, la constancia y perseverancia son factores clave en un proceso de emprendimiento en el que la unión con la creatividad puede determinar el éxito o fracaso de una idea.

En ese sentido debemos recordar que los límites siempre los ponen las personas.

Comparte esto:
Share