El escritor empresario: La escritura como actividad empresarial.

Comparte esto:
Share

Ser escritor no es una tarea sencilla, y mucho menos ganarse la vida con esa actividad. Por eso, muchas personas con la pasión de escribir enfocan este arte como un pasatiempo y no como una actividad que puede generar ingresos.

Sin embargo, se trata de una manera de emprendimiento posible, gracias a la evolución de las tecnologías que permiten aprovechar opciones de autopublicación que antes no eran posibles. 

En la actualidad, escribir un blog o autopublicar un libro es algo al alcance de cualquiera que disponga de un ordenador con conexión a Internet. Por eso, la escritura puede convertirse en una actividad con la que se pùede obtener ingresos, e incluso ganarse la vida dedicándole el tiempo necesario para desarrollarla con seriedad.

Sin embargo, es posible que como escritor nunca te hayas calculado un precio justo por tu trabajo, y no has publicado tu obra, o la has vendido a un precio testimonial de la que no sacas el beneficio justo por las horas dedicadas a esta actividad, y por no invertir en aspectos como la revisión profesional, o en diseños de portada e interiores que convierten un libro en un producto de calidad.

El origen de esta situación viene la visión predominante del arte literario como una actividad altruista, y no como actividad de emprendimiento.

El empresario no nace, se hace a sí mismo por voluntad, constancia, formación y confianza en sus capacidades. Dirigir una empresa requiere de unas capacidades que tienen mucho que ver con rasgos de personalidad como la constancia, sentido común y visión general del entorno. Y es importante no darse por vencido cuando las dificultades surjan, como suele ocurrir en todo emprendimiento. aún cuando la parte empresarial y económica de la carrera de escritor es importante incluso en la edición tradicional. 

Entrar en la mentalidad de los negocios.

Desde el momento en que comienzas a escribir una obra y publicarla te conviertes en un escritor emprendedor que, como empresario, debe gestionar los aspectos de edición, publicación y marketing. Por lo tanto, la parte comercial pasa a tener importancia en la planificación del lanzamiento de tu obra.

Esto no significa que debas sacrificar tu propio estilo literario para publicar una obra comercial, dirigida a satisfacer modas pasajeras, que posiblemente fracasará por tocar temáticas o géneros no son acordes a tu forma de escribir.

Desde el principio debes tener una visión estratégica que garantice el tan esperado éxito de la obra que tanto esfuerzo te ha costado hacer, y recibir una justa compensación por tus esfuerzos.

El primer paso es pensar como empresario. Y normalmente, un empresario busca beneficios con su actividad.

Lo primero es saber invertir.

La primera regla de todo negocio es que para ganar dinero hay que invertirlo y sacar un producto o servicio de calidad, pensando siempre en la satisfacción del cliente.

En el caso de los libros, la calidad es muy importante no sólo para ganar dinero, sino también para que los lectores no nos critiquen negativamente y repitan la compra. Fidelizar a los lectores con tu marca personal es importante pero hay que invertir en ella si quieres tener resultados.

Muchos escritores comprenden todo esto después de haber lanzado su primer libro. Ven la importancia de tener un blog y página personal en Internet, de diseñar una buena portada para el libro, o saber hacer un lanzamiento después de haber recorrido el camino al revés lanzando su libro primero para comprender después la importancia de invertir primero en él. Este es uno de los errores básicos a evitar.

Con una mentalidad estratégica comprenderás que la inversión es un paso que debes dar antes que cualquier otra cosa. La inversión genera un compromiso personal que proyectará una imagen positiva de ti como escritor. La imagen de compromiso con tu proyecto dará a entender que crees en tu producto, el libro en este caso.

Por lo tanto, no debes ver como gastos lo que deberías ver como inversión en apartados importantes como la corrección profesional o el diseño de una portada. Si publicas el libro antes de invertir en él, el resultado serán unas ventas pobres; porque tal como cualquier empresario de éxito te dirá, la inversión es “el paso” necesario para tener beneficios.

Después tenemos el aspecto de la formación continua, siempre hay que mejorar y estar abierto a aprender cosas nuevas. La renovación te permitirá evolucionar en tu escritura. Mejorar como profesionales es importante. Por lo tanto, no esperes a hacer ese curso que quieres hacer, o practicar esa actividad que tanto te gustaría hacer. Debes aprovechar todas las oportunidades  para mejorar como escritor.

Invertir tiempo y dinero desde el primer momento en tu producto y tu formación profesional es el primer paso para poder tener beneficios después. No lo olvides.

¿En qué debes invertir?

La mejor manera de vender libros es enfocar toda nuestra actividad con criterio empresarial. Hay que perder el miedo a asumir riesgos y aceptar la posibilidad de perder dinero.

Sin embargo, es importante tener claro cuáles son los aspectos del negocio en los que hay que invertir. De esta manera minimizaremos las probabilidades de perder dinero y conseguiremos nuestro principal objetivo, sacar beneficios.

En este caso el producto, los libros en formato electrónico o impreso, son el principal objeto de inversión por lo que es necesario invertir en:

1.Formación.

El primer paso debería ser formarte como escritor. Para ello existen muchos cursos de escritura tanto online como presenciales. Gracias a Internet es posible formarse como escritor desde casa para asegurarse de que tu producto, el libro, tendrá una calidad y un valor añadido. Las ofertas son cada vez más amplias, sólo debes buscar un poco hasta encontrar lo que necesitas para formarte.

Hay cursos que van desde niveles introductorios a la escritura creativa hasta llegar a ofertas de cursos especializados en estilos y géneros literarios.

Las técnicas de escritura se pueden aprender y es importante que lo hagas para estar seguro de la calidad de tu obra y hacerla valer ante los lectores para obtener beneficios.

2.Servicios profesionales.

En este sentido hay dos aspectos importantes para aumentar las ventas de un libro que son la corrección profesional y el diseño de una portada.

Este vendría a ser el siguiente paso como escritor emprendedor después de la formación inicial, la inversión en estos dos apartados para después invertir en otros elementos del libro como producto.

Así pues, será importante acudir a un corrector de textos para que pula nuestro borrador, eliminando erratas y dar un acabado profesional para una edición bien cuidada. Y también será importante buscar un diseñador que haga una portada original para nuestro libro que lo haga atractivo como producto, captando la atención del lector.

Las ofertas también son amplias y portales como Fiverr pueden aportarnos soluciones interesantes. Sólo debes buscar la opción más adecuada a tus necesidades.

3.Web de escritor.

Invertir en un dominio propio y un hosting que permitan crear una web es importante para crear una imagen mediante una marca personal de profesionalidad y seriedad. Esto es difícil de conseguir con blogs personales de plataformas gratuitas como Blogger o WordPress.com. Por lo tanto, será necesario que inviertas dinero en plataformas de pago para tener el control de tu proyecto desde el principio.

Así pues, deberás invertir tiempo en aprender aspectos básicos sobre hostings, correos electrónicos, marketing digital, comercio electrónico y creación de blogs. Siempre es bueno aprender un poco sobre temas de blogging para saber qué elementos debe tener una web orientada a la venta. Después está el recurso de contratar a un profesional para su gestión y mantenimiento al que podrás supervisar con dichos conocimientos.

4.Marketing.

El marketing siempre da resultados. Sólo necesitas saber cómo y dónde debes invertir según el presupuesto que quieras disponer. Por lo tanto, es importante saber algo de Marketing digital de acuerdo a lo mencionado anteriormente.

Siempre hay la opción de contratar a un profesional, pero es recomendable adquirir unas nociones básicas que permitan supervisar el trabajo del experto o llevar a cabo acciones de marketing por tu cuenta.

El precio justo para obtener beneficios: Consideraciones finales.

El resultado más interesante de enfocar la escritura con mentalidad empresarial es que permitirá aumentar las ventas y sacar un beneficio económico. Pero también hay otro tipo de beneficio intangible como la satisfacción personal de ser leído y publicado que, sin duda, es importante para seguir escribiendo.

Si enfocas la escritura como un pasatiempo, nunca tomarás la actividad en serio y le dedicarás aquellos ratos que puedas robar a tus otras ocupaciones. El resultado lógico de esta actitud es que habrá largas temporadas en que no escribas y así nunca mejorarás. Resumiendo, te quedarás estancado en tu carrera de escritor, porque en realidad dicha carrera nunca existirá por falta de constancia.

Invertir tiempo y dinero genera un compromiso personal, existe una mayor implicación en el proceso de escritura debido a que hay dinero y esfuerzo de por medio que no quieres perder. Tenderás a dar tu máximo esfuerzo y obtendrás mejores resultados generales. Un compromiso mayor al considerar la carrera de escritor como una profesión y enfocar la venta de libros como negocio te reportará beneficios y una calidad de vida.

Por lo tanto, es necesario estimar las horas invertidas en documentarse, escribir, revisar y editar un texto para calcular un precio por hora justo que compense el trabajo realizado.

Obtener un retorno de la inversión que compense el tiempo y dinero metidos en el proyecto es importante para que el esfuerzo valga la pena y a la vez obtener la satisfacción personal de ser publicados y leídos como recompensa.

Como orientación general, se puede decir que un libro lleva alrededor de 300 horas globales de trabajo a un precio por hora estimado de 10 euros para compensar de manera adecuada el esfuerzo realizado. Sin embargo, también debes tomar en cuenta la inversión en corrección profesional, diseño y promoción que aumentan los costes de producción a la hora de establecer el precio final.

Una vez estimado esto, hay que tener en cuenta lo difícil que es llegar a vender mil ejemplares de una obra o llegar a una cifra de venta diaria de siete libros, que es lo que se considera el mínimo para que la inversión sea rentable. En la práctica es difícil lograr rentabilidad con la venta de una sola obra y la solución consiste en publicar más de un libro en el mercado para llegar al umbral de rentabilidad adecuado. Así se consigue mejorar las cifras globales y alcanzar los mínimos mencionados. En resumen, diversificar la oferta aumenta las posibilidades de rentabilidad.

No basta entonces con tener un solo título en venta porque cuesta más conseguir un lector nuevo que lograr que uno que ya te conoce repita la compra; por eso necesitas un mínimo de dos libros para que el lector repita y tener rentabilidad a la vez. Y en ese sentido, es mejor no dejar pasar mucho tiempo entre la primera y segunda publicación para que tu nombre esté fresco en la mente del lector y así este repita comprando tus obras.

Tomando en cuenta todo esto, hay que tocar otro punto importante. El precio por unidad de nuestro producto. Este es un factor importante pero no determinante a la hora de vender un libro, porque los lectores no sólo basan su decisión de compra en el precio sino también en la temática del libro, la portada y las reseñas de la obra en el momento de decidir.

Por lo tanto, poner precios bajos no será determinante para vender tu obra sino la calidad ofrecida en el contenido. Sin buen contenido tendrás malas reseñas que acabarán en malas ventas. Trabajar el contenido es la clave para que el lector repita junto a una estrategia de precios justos que tome en cuenta el poder adquisitivo del lector medio.

Fijar precios bajos es algo que te puedes permitir cuando existe un mercado amplio para el producto que ofreces y una demanda más o menos estable. Sin embargo, este no es el caso de un libro, producto que debe luchar por captar la atención de un público con ofertas de ocio y cultura que son cada vez más amplias.

Por eso las estrategias integrales de producción y promoción son importantes para obtener una rentabilidad, sobre todo ahora con la aparición de portales como Amazon que sin duda han democratizado el mercado editorial dando oportunidades a escritores que antes no las tenían con la edición tradicional pero que han aumentado la competencia en un mercado de ocio y cultura con ofertas muy amplias.

La calidad, la promoción y los precios justos te ayudarán a fidelizar lectores dentro de tu estrategia empresarial. La fidelización es importante, de ahí la necesidad de tener una web personal para construir una marca y tener comunicación con nuestros lectores.

Y por supuesto, la planificación será clave para nuestra carrera empresarial de escritores y será siempre importante tener una mentalidad integral y estratégica que nos permita desarrollar nuestra actividad sin descuidar nuestra vida personal.

Comparte esto:
Share