Webhosting: Qué es y cómo escogerlo

Comparte esto:
Share

Para crear una cuenta de correo electrónico con dominio propio, hay que tenerlo previamente registrado en un servicio de webhosting.

Esto implica escoger un dominio que se ajuste a nuestras necesidades, y que se puede registrar sólo una vez según las reglas generales de registro en el hosting que escojamos.

El registro de un dominio se suele realizar de la misma manera siempre. Primero se busca una compañía de registro y creación de dominios para seleccionar un nombre y comprobar su disponibilidad.

Si el nombre se encuentra registrado, se ofrece al usuario alternativas con otras terminaciones; e incluso posibilidades con dominios alternativos.

Un dominio puede estar compuesto por letras del alfabeto latino, cifras del 0 al 9, o por guiones, y se omiten las diferencias entre mayúsculas o minúsculas.

Esto da facilidades para escoger un dominio fácil de recordar, algo muy útil para desarrollar una imagen de marca.

Escogido el dominio, el usuario es guiado paso a paso en el proceso de registro hasta el momento de pagar el servicio de hosting.

El precio puede variar mucho dependiendo del proveedor, por lo que es interesante comparar y ver cual ofrece la mejor calidad-precio según las necesidades de la empresa o proyecto.

Una vez registrado el dominio, se puede crear una cuenta de correo con él mediante el uso de programas llamados clientes de correo.

En la actualidad, hay muchas opciones de hosting en español. El mercado ha evolucionado mucho en los últimos tiempos, y existe una oferta relativamente amplia en calidad y precio.

 

Qué es un webhosting.

 

Un webhosting es un servicio facilitado por un proveedor que alquila un servidor conectado a Internet, para alojar todo tipo de páginas y proyectos en la Red.

En general, se trata de un proceso similar al de una copia de ficheros en una carpeta local del ordenador, con la diferencia de que, en este caso, la carpeta se encuentra alojada en un servidor remoto que hace su contenido visible por Internet.

Entre los usos de un servicio de hosting se encuentran el de crear un sitio web; y permitir descargas de ficheros PDF, MP4, video, etc. Pero también incluye otros servicios con alto valor añadido como son:

  • Un servidor de correo que permite tener cuentas de correo con nombre de dominio propio
  • Alojamiento de aplicaciones web basadas en PHP y bases de datos para crear webs generalistas, blogs, tiendas online o foros entre otras aplicaciones
  • Acceso vía FTP para almacenar y descargar ficheros
  • Crear discos virtuales mediante servicios de almacenamiento en la nube (Cloud)

 

Cosas básicas a saber antes de contratar un servicio de hosting.

Al contratar un servicio de hosting hay que tener claro aspectos que suelen estar entre los principales problemas que suelen surgir con este tipo de servicio que son:

 

El dominio puede formar parte o no del servicio de hosting.

 

En general hay dos formas de contratar el dominio para un servidor de hosting que son:

  • Contratarlo como parte del paquete de hosting de forma que se tiene la ventaja de la simplicidad al estar todo en el mismo sitio
  • Contratarlo con un proveedor especializado de dominios como GoDaddy o Namecheap ,con la ventaja de que pueden ser más económico, y ofrecer mayores posibilidades de desarrollo, con interfaces de usuario más fáciles de utilizar.

En caso de tener el dominio y el hosting en proveedores diferentes, el dominio se apunta desde el proveedor de dominios al servidor de hosting a través de una configuración relativamente sencilla.

 

Diferentes aplicaciones, diferentes necesidades.

Una de las principales razones de elegir mal el servicio de alojamiento web es el hecho de ignorar la diferencia entre una web estática, compuesta por una colección de páginas HTML muy simples con un contenido fijo, y una web dinámica creada con un lenguaje de programación como el PHP ,cuyo contenido cambia continuamente.

Ejemplos típicos de aplicaciones dinámicas son los foros de discusión, las wikis como la Wikipedia o un blog WordPress o una tienda online creada con herramientas como Prestashop o Magento.

Estas herramientas están hechas en PHP y presentan el mismo problema de cara al hosting, suelen usar una base de datos para almacenar la información dinámica y esto, junto con la ejecución de PHP las hace mucho más exigentes para el servidor.

En una simple web estática, cuando los usuarios navegan por ella, cada vez que entran en una página web simplemente están bajando un fichero HTML, un proceso relativamente ligero para el servidor.

En cambio, en una web dinámica, basada en PHP, como un blog WordPress, cada vez que entran en una página tiene lugar un proceso que genera esa página sobre la marcha.

Por lo tanto, un servidor que puede atender a muchos usuarios con una web estática se puede venir abajo si lo que aloja es una aplicación web como WordPress y por eso es importante no contratar un proveedor de hosting muy barato, pero completamente infradimensionado para el proyecto web.

 

Según la aplicación, hay que escoger el sistema operativo adecuado para el servidor.

En este sentido los proveedores permiten escoger entre Linux y Windows y en general Linux se considera el mejor sistema operativo para servidores web al estar muy probado para proyectos de este tipo.

Para aplicaciones web que usan PHP, Perl, Python y bases de datos MySQL como WordPress o Joomla, Linux es la opción natural.

La razón de elegir Windows será que quieras instalar aplicaciones basadas en tecnología Microsoft como ASP.NET y bases de datos SQL Server. En este caso, en un servidor Linux simplemente no se podrían ejecutar.

 

Los principales tipos de alojamiento web y sus diferencias.

 

Existe una gama bastante amplia de tipos de alojamiento y las principales opciones para la mayoría de usuarios son:

Hosting gratuito.

Los hosting web gratuitos, aparte de alojamiento de ficheros, suelen incluir las prestaciones más importantes: acceso vía FTP, correo electrónico y soporte para aplicaciones PHP. Para que el dominio sea completamente gratis, suelen ofrecer además gratis un subdominio del proveedor.

Ventajas:

  • Interesante para probar y aprender
  • Permite mantener un entorno de desarrollo para un entorno real a coste cero

 

Desventajas:

  • Las opciones gratuitas suelen tener capacidad de proceso muy pequeña, poca memoria, severas limitaciones de los recursos como espacio en disco o la transferencia mensual
  • Nivel de servicio de muy baja calidad

 

Hosting compartido.

El hosting compartido es la opción más adecuada para la mayoría de los usuarios. Como sugiere el nombre, en esta modalidad, varios clientes comparten una misma máquina.

Entre ellos no se ven, cada uno tiene su espacio privado y exclusivo, pero la carga que generan sus webs en el servidor es compartida y por tanto la carga de unas webs puede afectar a otras.

Ventajas.

  • Por lo general, se adapta muy bien a las necesidades de uso personal como un blog, como con las de pequeños negocios
  • Es una opción que resulta muy económica con la que se pueden conseguir prestaciones muy buenas por poco dinero
  • Una cuenta de un proveedor de calidad aguanta mucho tráfico, más que suficiente para la gran mayoría de los casos.
  • Un buen servicio de hosting ofrece una disponibilidad muy razonable

Desventajas.

  • El principal problema del hosting compartido es que abundan proveedores poco serios con servidores completamente infradimensionados
  • Lo anterior provoca problemas de lentitud, incapacidad de absorber picos de tráfico altos, inestabilidad, etc.

Por lo tanto, es importante tener cuidado a la hora de elegir un proveedor con servidor compartido.

 

Hosting VPS (Virtual Private Server).

Este servicio consiste en poner a disposición del cliente un servidor exclusivo como máquina virtual con diferentes niveles de recursos (potencia del procesador, memoria, etc.) entre los cuales el cliente puede elegir el nivel que necesita para su caso concreto.

Ventajas.

  • Es un esquema flexible, capaz de adaptarse rápido a la demanda ya que ante mayores necesidades de recursos el proveedor puede abrir el grifo de recursos inmediato (implica lógicamente un cambio de tarifas)
  • Al no estar el servidor compartido, no se puede ver comprometido por picos de actividad de otros clientes
  • Es una solución más profesional que viene unida a un mayor control del servidor de hosting o la posibilidad de poder crear varios espacios independientes de hosting que funcionan como varias cuentas de hosting compartido dentro del servidor VPS
  • Con un único servicio de hosting puedes alojar sitios web diferentes como cuentas de hosting se puede alojar sitios web diferentes como cuentas de hosting diferenciadas y adaptadas a diferentes necesidades

 

Desventajas.

 

  • Aumento sensible del precio
  • Las prestaciones de los VPS básicos suelen ser inferiores a las de un hosting compartido de calidad
  • Tiene una mayor complejidad técnica en la administración del servidor que requiere tener conocimientos técnicos a expensas de tener un mayor control del servidor

En general, el hosting VPS tiene una orientación mucho más profesional que permite hacer lo que se quiera con el servidor, por lo que es una opción orientada a perfiles muy técnicos y no muy adecuada para usuarios normales.

 

Hosting especializado/gestionado.

Gracias a la popularidad de aplicaciones como Joomla o WordPress esta es una opción que ha ido creciendo a lo largo del tiempo.

Estos servicios pretenden ofrecer un soporte integral que no se limita a los servidores en sí, sino que incluye también el soporte técnico para garantizar el correcto funcionamiento de las aplicaciones instaladas.

Ofrecen una administración proactiva de la aplicación en cuestión administrando el hosting y los detalles de la aplicación como pueden ser actualizaciones, parches, configuraciones de seguridad, etc.

Es un servicio que pretende dar un servicio integral en el que el usuario se olvide de los problemas técnicos del hosting y la aplicación para centrarse en los contenidos del sitio.

Ventajas.

  • El servicio está optimizado para la aplicación en cuestión
  • No hay que lidiar con actividades técnicas complejas
  • El proveedor posee un amplio conocimiento de los defectos y virtudes de la aplicación que permite optimizar el rendimiento
  • Permite centrarse en la administración del contenido de la web

 

Desventajas.

  • La principal desventaja es que el precio del servicio aumenta los costes de mantenimiento de la página sensiblemente

 

Cloud hosting.

 

El Cloud hosting o servicio en la nube es una opción relativamente reciente y muy interesante ya que se trata de la evolución del hosting tradicional que, usando tecnologías propias de la nube, reparte el servicio prestado entre varias máquinas físicas.

Se trata de un modelo de servicio que suele aplicar una tarificación por consumo de potencia de procesamiento.

Ventajas

  • Ofrece seguridad, disponibilidad y una gran flexibilidad para crecer fácilmente ante una mayor demanda
  • Buena oferta calidad/precio
  • Hosting capaz de adaptarse de manera muy rápida y sencilla a las necesidades cambiantes del usuario

 

Desventajas.

  • Las opciones de entrada suelen tener un precio más elevado que las opciones de hosting compartido

 

 

 

Otras opciones de hosting.

 

Existen después otras opciones de hosting que se pueden tener en cuenta como pueden ser el de un servidor exclusivo, servicio similar al del VPS pero prestado por una máquina física dedicada exclusivamente a prestar servicio a nuestro proyecto web.

 

Criterios de contratación.

 

No todos los servicios de alojamiento web sirven para todos los proyectos, por tanto, es necesario examinar una serie de criterios en la contratación del servicio entre los que se encuentran los siguientes:

  • Los dominios se pueden adquirir por separado (con otro proveedor) o con el mismo proveedor de alojamiento web.
  • Hay que tener una previsión del tráfico a nuestra web ya que los servicios de hosting muy baratos suelen tener muchas limitaciones en ese sentido, especialmente a la hora de migrar una web de un alojamiento a otro hay que tener cuidado con este detalle
  • Tomar en cuenta la capacidad del servidor en cuanto a procesamiento de datos, espacio en disco y ancho de banda disponible
  • Saber el tipo de tecnología que usará la web: Páginas estáticas HTML o aplicaciones dinámicas tipo PHP en cuyo caso el servidor de alojamiento debe ser capaz de soportar estas tecnologías
  • Saber la capacidad de hosting multidominio
  • Conocer el nivel de seguridad del proveedor de servicio contra ataques informáticos o previsión de accidentes naturales mediante sistemas de recuperación de datos
  • Posibilidades económicas para desarrollar el proyecto

 

Basándonos en estos criterios tenemos estos posibles escenarios de desarrollo que son:

 

Web estática simple compuesta por páginas HTML.

 

En este caso un buen hosting compartido puede ser la solución perfecta incluso ante casos de tráfico muy elevado.

Aunque el límite de tráfico es un parámetro muy variable, en este caso un buen servicio de hosting compartido debería soportar un tráfico de cientos de miles de visitas al mes sin problemas.

No obstante, en un sitio que usa muchas imágenes con mucho peso por no haberse optimizado ni reducido estas estimaciones se vienen abajo.

 

 

Web dinámica no profesional.

 

Este puede ser el caso de blogs o foros sin pretensión de generar ingresos.

Se trata de un escenario más complejo que el anterior, y en este caso el hosting compartido es también una opción válida, ya que con aplicaciones bien optimizadas se puede soportar un tráfico considerable con un presupuesto limitado, en el que no se pretende prestar un servicio comercial y se puede tolerar caídas puntuales.

En este sentido, la estimación del tope de tráfico es compleja porque depende mucho de la aplicación utilizada para el proyecto web y es imposible garantizarla al 100%, ya que las aplicaciones tienen sus pros y contras dependiendo de los plugins para optimizar la página.

Por lo tanto, nuestras necesidades de tráfico serán determinantes a la hora de escoger el hosting en este caso ya que a mayor tráfico, mayor capacidad de financiación de un hosting superior.

Hay que tener en cuenta que ante el supuesto de una página que llega a las 100.000 visitas/mes, simplemente con publicidad Adsense (que es una de las opciones de monetización más simple pero con peor rendimiento) no se debería tener problemas para generar un mínimo de 100 euros al mes dependiendo del nicho temático del sitio web.

 

Web dinámica profesional.

 

En este caso se trata de blogs, foros o tiendas online con una clara intención de monetización para generar ingresos. En este caso la calidad del servicio de hosting debe estar por encima del precio como criterio principal para que el negocio funcione.

Una opción de hosting compartido puede ser perfectamente válida en este caso con un proveedor que tenga estándares de calidad altos. Sin embargo, el riesgo de caídas del servicio ante demandas de tráfico altas siempre existe con esta opción.

Por lo tanto, la mejor opción a elegir en este caso es el hosting gestionado con el que hay que tener en cuenta que el precio aumenta sensiblemente cuando se supera las 100.000 visitas/mes junto a la gestión del sitio web por un profesional de la informática que se haga cargo de los detalles.

Comparte esto:
Share