Wallapop y su uso para las ventas.

Comparte esto:
Share

En los últimos años el comercio de segunda mano ha ido creciendo exponencialmente, favoreciendo el desarrollo de plataformas como Mercado Libre o Vibbo, que cuentan con características propias y están dirigidas a distintos perfiles de clientes y vendedores.

Algunas plataformas están especializadas en un nicho concreto mientras que otras son más generalistas, permitiendo ofrecer cualquier tipo de género de segunda mano.

A continuación, vamos a analizar una de las plataformas dedicada a la oferta entre particulares con mayor expansión en el mercado español, la plataforma Wallapop.

¿Qué es Wallapop y para qué sirve?

Para los que no lo tienen claro, Wallapop es una plataforma de compra y venta por Internet de bienes y servicios dentro de España por Internet, especializada en el mercado de segunda mano, que cuenta con una pasarela de pagos propia, Wallapay, que coordina las transacciones de dinero junto con envíos de paquetería de forma segura.

Aunque la plataforma fue desarrollada en sus inicios para facilitar intercambios comerciales entre particulares, esta ha ido evolucionando para permitir su uso por vendedores profesionales, y realizar trueques entre particulares.

Pensada para el comercio de proximidad, la plataforma utiliza mecanismos de geolocalización del dispositivo que filtran los anuncios y ofertas dependiendo de la distancia configurada por el usuario que restringir las ofertas a nivel local, o a nivel nacional si así se desea.

Una de sus principales características es su desarrollo como aplicación para dispositivos móviles como los teléfonos android/smartphone con cámara incorporada, permitiendo cargar los productos en tres sencillos pasos.

A pesar de que la plataforma cuenta con una nueva interfaz para ser usada en otros dispositivos, sigue siendo mejor utilizarla con dispositivos móviles que tienen la ventaja de permitir un mayor control de las ventas desde cualquier punto en que nos encontremos.

Su manejo sencillo la hacen sin duda una de las mejores plataformas para iniciarse en los entresijos del comercio electrónico, ya que cuenta con un sistema sencillo para realizar propuestas de envío de paquetería por correo a lo largo de todo el territorio español, cuyos gastos de gestión, cobro y envío corren a cargo del comprador; que permite realizar ventas sin necesidad de desplazamiento físico entre las partes. Dispone de varias modalidades de cuenta gratuita y de pago con prestaciones que facilitan la tarea del vendedor en mayor o menor medida.

Además, cuenta con un sistema de chat pensado para proteger tanto al comprador como al vendedor donde todo queda registrado, facilitando el envío del producto a través de la empresa estatal de Correos y Telégrafos mediante ofertas en las que se pacta el precio de compra de forma flexible, mediante un sistema que facilita la trazabilidad y el pago con la plataforma Wallapay, que coordina tanto el cobro del envío como la gestión en correos.

Su manejo sencillo e intuitivo la convierten en una plataforma ideal para explorar el mercado e iniciarse en las ventas por Internet y los problemas de logística que puede plantear.

Recomiendo iniciarse en el negocio del comercio minorista con una cuenta gratuita ya que, en general, no se tiene un dominio completo del funcionamiento de las plataformas, ni de las técnicas de posicionamiento de producto y venta necesarias.

Se puede abrir usando una cuenta personal de Facebook, Google o correo electrónico una vez descargada la aplicación en el teléfono desde Google Play Store o App Store dependiendo de si es un smartphone o android.

Sin embargo, es conveniente saber que existen otras modalidades de cuenta de pago que son:

Wallapop Pro.

Permite destacar un perfil de vendedor como Profesional facilitando información de tu negocio y actividad y destacando los anuncios publicados en la cuenta sin darles caducidad.

Plan Motor.

Pensado para vendedores especializados en el nicho automotor con tres opciones dentro del plan que son:

Básico que permite subir hasta 5 coches

Medio que permite subir hasta 9 coches

Super que permite subir hasta 15 coches

Lo recomendable es empezar con una cuenta gratuita estándar para luego suscribirse a la opción de pago más conveniente, a menos que ya esté muy claro el tipo de venta que se quiere hacer, si es especializada como en el caso de los coches y automotores.

A la hora de configurar la cuenta es importante dar permiso a la aplicación para conocer la ubicación del dispositivo para que los potenciales compradores puedan visualizar tus ofertas correctamente, y poder visualizar a los competidores también.

La posibilidad de hacer envíos por correo abre la posibilidad de vender más allá del entorno inmediato, por lo que es interesante modificar los filtros para controlar las ofertas en todo el país.

En general, el proceso de compra y venta en la plataforma es sencillo, rápido y seguro por lo que es muy recomendable utilizarla en el comercio minorista de segunda mano, y vale la pena dedicarle tiempo.

Comparte esto:
Share

Sé el primero en comentar